Sanando con los ángeles

Hace un tiempo llegó a mi vida otro regalo, digo otro regalo porque desde que tengo consciencia llegan a mí regalos a través de personas bonitas (angelitos terrenales) con las que me voy cruzando en el camino. En esta ocasión el regalo fue conocer los símbolos angelicales de Ingrid Auer unos símbolos maravillosos que abren un portal energético para que el ángel, arcángel o el maestro ascendido que necesites puedan ayudarnos a trabajar energéticamente aquello que la persona necesita en este momento.

Hace años que en mis trabajos energéticos soy asistida por los ángeles, por lo que estoy familiarizada con su energía y resultan de gran ayuda ya que ellos llegan allí donde nosotros ni siquiera llegamos a atisbar. Esta nueva forma para mí de trabajar con los ángeles me sorprende y me fascina, por la rapidez, por la versatilidad y por la efectividad de los tratamientos ya que al utilizar los símbolos desaparecen todas la barreras y las limitaciones para que ellos puedan hacer su magia.

Los utilizo para limpiezas energéticas y protección de personas y lugares, para equilibrados energéticos, para desbloquear cualquier energía estancada en el cuerpo, para trabajar bloqueos emocionales, carencias emocionales o energéticas, para liberación de karma, para cortar vínculos tóxicos con otras personas, para obtener claridad en situaciones de confusión mental y dudas, para soltar culpa, trabajar la autoestima y muchas cosas más.

El efecto más importante y que todo el que recibe el tratamiento menciona, es la sensación de paz y de ligereza que queda después del tratamiento.

Se hacen tratamientos presenciales a todo tipo de personas sin importar condición o edad ya que no tiene efectos secundarios y si muchos beneficios, en casos en los que la persona lo precisa se apoya el tratamiento con un trabajo específico a distancia que permanece activo el tiempo que sea necesario.

En todo trabajo energético el terapeuta es únicamente un canal para que la energía pueda transmitirse y ésta haga aquello que es mejor para la persona, en la sanación con los ángeles es un placer y un honor estar al servicio de estos maravillosos seres de luz y ser testigo y facilitadora del proceso.