Rayos de luz

RAYOS DE LUZ

Todos los seres vivos procedemos, y somos parte, de un mismo lugar que es Amor Puro. Este lugar lo podemos llamar de diversas maneras, La Gran Fuente de la Creación – Dios – Diosa – o Todo lo que Es. A mí me gusta llamarla la Fuente pues de ella se ha vertido o derramado toda la Vida que hay en el Universo.

Pues la luz que procede de este lugar tan amoroso, que es blanca, transparente y purísima, se manifiesta a través de Rayos de luz, hay muchos, yo suelo trabajar con diez/doce de ellos.

Los Rayos son entidades vivas, responden, actúan y contienen todas las virtudes de la Fuente, integran todos sus aspectos, cada rayo tiene unas características por lo que se usan los rayos según la necesidad de cada persona.

Por ejemplo si una persona llega con un problema de ansiedad, baja autoestima, tristeza. Empezaría trabajando con el rayo violeta para transmutar toda la negatividad que trae, seguiría con el rosa para que sea más amorosa consigo misma, después descendería el azul para que reconectara con su fuerza y su poder interior y así sucesivamente.

Con este sistema de sanación el terapeuta al igual que en el reiki es solo un intermediario entre la energía y el paciente, se realiza a través de la imposición de manos y por supuesto no tiene contraindicaciones, está indicado para toda persona de cualquier edad y condición, incluido niños, bebes, ancianos, embarazadas…